+34 676 57 79 63 - info@therapyweb.es
Sesgo De Genero En El Diagnóstico

Sesgo de género en el diagnóstico: psiquiatra vs cardiólogo

Imagen perteneciente a la serie Antiheroes de Susana Blasco

Como mujer, existen temas que me preocupan y que, habitualmente, no logran romper el cerco mediático más allá de los propios medios feministas. Uno de estos temas es la diferencia de diagnóstico según el género de cada paciente, el sesgo de género en el diagnóstico.

Una de cada 4 mujeres tiene riesgo de padecer algún problema de salud mental según la Encuesta Nacional de Salud. El 20% del gasto sanitario de los sistemas de seguridad social de la Unión Europea va destinado a tratamientos para problemas psicológicos o psiquiátricos. Así mismo de este 20% el 85% de los usuarios son mujeres y el restante 15% hombres.

Relación entre vulnerabilidad y depresión

Creo necesario que nos hagamos la pregunta de por qué las mujeres tenemos peor salud mental. Soy consciente de que este es un tema del que podríamos hablar largo y tendido durante meses y quizá años. Pero es imprescindible revisar la relación entre trastornos depresivos en mujeres y su mayor vulnerabilidad en la sociedad.

“En todas las sociedades hay desigualdades entre mujeres y hombres respecto a las actividades que realizan, en el acceso y control de recursos y todo esto influye de manera determinante en el proceso de salud”

“Hombres y mujeres responden al estrés en función de las diferentes expectativas sociales existentes frente a cada sexo”. “En todas las sociedades hay desigualdades entre mujeres y hombres respecto a las actividades que realizan, en el acceso y control de recursos y todo esto influye de manera determinante en el proceso de salud y enfermedad poniendo a las mujeres en situación de mayor vulnerabilidad para su salud física y mental”, explica Cristina Polo psiquiatra y coordinadora del centro de salud mental de Hortaleza, (Madrid) a la revista Píkara

Tú al cardiólogo y yo al psiquiatra

Una mujer puede sentir palpitaciones, dolor en el pecho, se le pueden dormir los brazos, puede romper a sudar, sentir nauseas y mareos. Puede acudir al hospital convencida de que está a punto de morirse.

Una vez en urgencias, se tomarán nota nota de sus síntomas y se le indicará que espere pacientemente a ser llamada por el médico. Cuando somos atendidas por personal médico tenemos todas las papeletas de que nos digan que lo que tenemos es un ataque de ansiedad, se nos receten tratamientos psicofarmacológicos, ansiolíticos o antidepresivos y nos manden a casa a que “se nos pase”. 

En el caso de los hombres, cuando acuden al hospital con los mismos síntomas, en el 60% de los casos (frente al 30% en las mujeres) se les aplican tratamientos trombolíticos, es decir: se les diagnostica un problema coronario y no un ataque de ansiedad.

Sesgo de género en el diagnóstico

Varias investigaciones científicas demuestran cómo en nuestro país existe un sesgo de género en el diagnóstico de enfermedades graves y frecuentes, esto es, ante los mismos síntomas los médicos realizan un menor esfuerzo diagnóstico en mujeres que en hombres. Sería fácil llegar a la conclusión de que los conocimientos o creencias que los profesionales tienen sobre la salud están sesgados. No es de extrañar que la primera causa de mortalidad entre las mujeres sea el infarto de miocardio.

Antes de ponerme a escribir esta entrada he podido leer  bastante documentación sobre las diferencias sintomáticas, que existen, entre hombres y mujeres para algunas enfermedades. No seré yo quien diga que esas diferencias no existen. Pero no puedo evitar sentir la mosca detrás de la oreja cuando observo que, aún siendo el infarto de miocardio la primera causa de muerte entre mujeres en nuestro país, los médicos sigan descartando nuestros síntomas por “psicológicos”.

Perspectiva de género

Llegados a este punto quizás deberíamos plantear algunas medidas para que los médicos dejen de dar por hecho que las mujeres somos unas neuróticas y mediten más a fondo sus diagnósticos. Una medida acorde sería  emplear perspectiva de género en la investigación y práctica sanitaria.

Es fundamental profundizar sobre el papel que tiene el género y el sexo sobre la salud para mejorar la calidad de vida y la salud de las personas. Es muy importante a su vez investigar y formar a los profesionales sobre la importancia de los factores como la vulnerabilidad social en las enfermedades mentales e introducir la perspectiva de género en el diagnóstico para la promoción de la salud.

De estos temas habla ampliamente Mª del Pilar Sánchez López, catedrática de Psicología en la Universidad Complutense de Madrid en su artículo ‘Enfoque de género aplicado al estudio de la salud‘.

This Post Has 4 Comments

  1. Claaaaaro…. Ahora si que he entendido que últimamente el infarto encabece los problemas de salud en nosotras las féminas. Creo que nuestros profesionales médicos hoy por hoy de preparados en este tema más bien poquito, jugando un papel tan importante, así que a dar caña, de todos depende cambiar el panorama, me llevo este post genial 😉

  2. También sería muy positivo que, en vez de enviar a los hombres al cardiólogo, por poner un ejemplo, centrando el origen de sus males en lo puramente físico, los mandaran al terapeuta.

    Y no estoy yo muy segura de que las mujeres tenga más depresión… quizá solo exteriorizamos más nuestras emociones y por eso estemos más a la vista en un momento de ‘bajona’. Por otro lado, si realmente somo más depresivas, ¿por qué hay más tasa de suicidio entre el género masculino?

    En cualquier caso, hace mucha falta que se eduque a los niños/as en lo emocional, pero para poder hacerlo primero necesitamos adultos trabajados emocionalmente y eso aún parece una tarea a la se resiste la mayoría de la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *